lunes, 25 de mayo de 2015

Pekín presenta una queja formal a EEUU por los vuelos espías sobre sus islas

Avión estadounidense de reconocimiento más avanzado P8-A PoseidonChina acaba de presentar una queja formal a Estados Unidos por el avión de reconocimiento que la semana anterior sobrevoló las islas, que Pekín construye en aguas disputadas por varios países, mientras la prensa oficial alertaba del riesgo de enfrentamientos en las últimas pruebas del aumento de las tensiones bilaterales.
"Urgimos a Estados Unidos a corregir su error, actuar de forma racional y detener todas sus declaraciones y acciones irresponsables", ha dicho en rueda de prensa hoy la portavoz del Ministerio de Exteriores, Hua Chunying.
Según añadió, "la libertad de navegación y vuelo no significa de ninguna manera que aviones militares y barcos de guerra de otros países extranjeros puedan ignorar los legítimos derechos ajenos y la seguridad de la aviación y la navegación".
El episodio en cuestión es el tenso intercambio de comunicaciones, que se produjo la semana pasada entre un barco de la armada china y un P8-A Poseidon, el avión estadounidense de reconocimiento más avanzado, cuando este volaba sobre las islas artificiales en el mar de China Meridional con un equipo de la cadena CNN a bordo.
El barco chino pidió hasta ocho veces al piloto que abandonase la zona "para evitar malentendidos", mientras este respondía que volaba en el espacio aéreo internacional.
China reclama como propia la mayor parte del mar de China Meridional (también conocido como mar del Sur), en conflicto con países como Malasia, Filipinas, Vietnam o Taiwán.
Washington denuncia que las islas artificiales que está levantando tienen propósito militar, aunque China lo niega.
La lectura de la prensa oficial china revela el aumento de la temperatura en las aguas de este mar.
Es habitual que Pekín utilice a sus medios para expresar su opinión sobre cuestiones geopolíticas.
El diario Global Times, bajo el paraguas del Partido Comunista de China, alertó de que la actitud estadounidense conduce a un enfrentamiento armado.
"Para China, es un hecho crucial que las reclamaciones sobre las islas finalicen de cualquier forma.
Si Estados Unidos establece como un hecho crucial que China detenga los trabajos de construcción, entonces la confrontación militar empezará tarde o temprano", indica el diario.
El editorial acusa a Washington de elevar el riesgo de enfrentamientos y advierte que si "quiere dar una lección a base de provocaciones y humillaciones e incluso ignorando las consecuencias de una confrontación física, entonces China no tendrá más opciones que contestar", advierte.
Diferentes medios estadounidenses publicaron este mes que Washington se estaba planteando trasladar destructores y otros buques de guerra junto a aviones de reconocimiento a tan solo doce millas náuticas de las islas.
Estados Unidos no reconoce las reclamaciones territoriales chinas sobre las islas artificiales y ya ha advertido que entrar dentro de las 12 millas náuticas (el estándar internacional) "podría ser el próximo paso", aseguró la semana pasada el portavoz del Pentágono, el coronel Steven Warren.
Peng Guangqian, especialista en estrategia de la Academia de Ciencia Militar del Ejército de Liberación Popular, ha declarado al mismo diario que China muy probablemente contratacará si Estados Unidos se adentra en las doce millas náuticas.
Viejo Condor

Sputnik Mundo (SIC)

Lea más en http://mundo.sputniknews.com/asia/20150525/1037698142.html#ixzz3bCl9wbzD