miércoles, 25 de marzo de 2015

Lugar del accidente del Airbus A320 en FranciaSe valoran diversas hipótesis sobre el siniestro del Airbus A320


Los equipos de rescate y gendarmes  se reúnen en Seyne-les-AlpesEn la actualidad se valoran diversas hipótesis sobre las causas del accidente del Airbus A320 de Germanwings, en el que perdieron la vida 150 personas, incluyendo varias decenas de naturales de España.
"En la etapa actual no podemos descartar ninguna hipótesis de lo sucedido", comentó el primer ministro francés Manuel Valls.
En estos momentos, una gran cantidad de rescatistas y técnica comienzan su trabajo en el lugar del accidente, donde ha sido descubierta una caja negra, según informa el diputado francés, Christophe Castaner.
"Una caja negra ha sido encontrada, debería también dar información", dijo citado por la emisora France Info.
El fiscal de Marseille, Brice Robin, informó que el dispositivo grababa las conversaciones en la cabina.
Señaló que "de momento no hay información sobre su contenido".
Decenas de españoles podrían estar entre las víctimas del siniestro
El gabinete de crisis creado por el Gobierno español ha declarado que entre las víctimas hay 45 personas con apellidos españoles, pero Mariano Rajoy no confirmó ni desmintió estos datos, alegando que se trata de informaciones "preliminares".
"Estamos ante una noticia dramática y triste con muchas pérdidas de vidas humanas", dijo el presidente español a los periodistas.
En la Terminal 2 del Aeropuerto del Prat en Barcelona se ha creado un comité de crisis y se ha habilitado una sala para atender a familiares de las víctimas.
Entre las víctimas también se encontraban 16 escolares alemanes de intercambio, al parecer, 16 alumnos de cuarto de ESO y cuatro adultos, invitados por el Instituto Giola de la localidad catalana.
El alcalde de Llinars confirmó, en declaraciones a la radio pública catalana, Catalunya Ràdio, la noticia, y desde el instituto de la comarca del Vallés pidieron prudencia hasta la confirmación de los hechos.
Los alumnos, que salieron a las seis de la mañana del pueblo, estuvieron nueve días en este municipio del Vallès Oriental, dentro de un programa de intercambio que se desarrolla cada año.
Comienzan las actividades de rescate e investigación en el lugar del siniestro
Mientras, han comenzado las labores de rescate e investigación de las causas del siniestro del Airbus A320 de la compañía Germanwings.
Una gran cantidad de recursos humanos y técnica especializada ha sido movilizada para trabajar en el lugar del accidente aéreo, según el titular del Ministerio del Interior de Francia, Bernard Cazeneuve, quien se personó este martes en el lugar de los hechos.
"Para trabajar en el lugar del siniestro se han movilizado grandes fuerzas, cerca de 300 rescatistas, 300 policías, una decena de helicópteros y un avión militar", declaró durante una presentación en el puesto de mando de emergencia ubicado en las cercanías del lugar de los hechos.
La policía local anunció que el rescate de los restos de las víctimas del siniestro del Airbus A320 tomará varios días ya que los helicópteros no logran aterrizar en el lugar de los hechos debido a un empeoramiento de las condiciones climáticas.
"Tomará varios días para recuperar los cuerpos de las víctimas, y luego, los restos del avión", expresó un oficial de la policía local, citado por medios internacionales.
La policía francesa ha acordonado el lugar del accidente para comenzar las investigaciones, según representantes de los servicios de rescate.
"Nadie necesita ayuda, todos han muerto", comunicó un policía local, citado por medios internacionales.
Por su parte, la compañía Germanwings informó que ha abierto una "investigación completa" y estima que el accidente se produjo sobre 11:40, hora local.
El Gobierno alemán declaró que enviará expertos en seguridad aérea al lugar del accidente en Francia.
En tanto, los Gobiernos de Alemania, Francia y España anunciaron su disposición a colaborar en la investigación de los motivos del siniestro del Airbus A320.
"He hablado con el presidente François Hollande y con el presidente del Gobierno español Mariano Rajoy, llegamos a un acuerdo sobre el apoyo mutuo y multilateral en la realización de las investigaciones de las razones del siniestro, así como el apoyo a las fuerzas que investigan en el lugar del accidente y en los aeropuertos", declaró la canciller alemana Angela Merkel.
Según medios locales, poco antes del accidente, el dueño de un aserradero en Prads (Haute-Bléone) vio que el aparato de Germanwings se encontraba en problemas.
"Le vi durante unos segundos, el avión volaba muy bajo, tal vez a 1.500 o 2.000 metros, fue impresionante", relató Sébastien Giroud al diario La Provence.
Otro de los testigos, el propietario de un camping en los Alpes franceses Pierre Polizzi, declaró a medios internacionales que escuchó una serie de ruidos fuertes en el aire, momentos antes de que el Airbus se estrellase.
"Por aquí vuelan a menudo aviones de combate, por lo que pensé que ese era el origen de los ruidos, miré pero no vi ningún avión de combate; el ruido que oí duró unos ocho segundos, se trataba de un avión que volaba más lento que una nave militar, luego se sintió un ruido alto unos 30 segundos más tarde", expresó.
Sin señales de auxilio
Según la Dirección General Aeronáutica Civil (DGAC), la tripulación de la nave no emitió ninguna señal de auxilio antes del siniestro.
"La tripulación no emitió ninguna señal "mayday", fueron los servicios en tierra los que tomaron la decisión de considerar que el avión estaba en problemas ya que no había ningún tipo de comunicación entre los controladores y la tripulación", expresó la DGAC.
Por su parte, los medios especializados franceses descartan que las condiciones meteorológicas hayan incidido en el suceso.
"Eran incluso óptimas, con un tiempo seco y un cielo totalmente despejado durante toda la mañana", viento débil, o prácticamente nulo, y sin ninguna nube peligrosa a la vista, según la cadena especializada Météo.
Germanwings informó que el capitán de la nave tenía más de 10 años de experiencia con ese modelo de avión.
Según la compañía, la nave siniestrada tenía más de 6.000 horas de vuelo y pertenecía anteriormente a Lufthansa.
En conferencia de prensa, Germanwings señaló que la última revisión del avión accidentado en los Alpes se llevó a cabo este lunes en Düsseldorf.
Los controladores aéreos franceses declaran que perdieron comunicación con la nave cuando esta estaba a una altura de unos 6000 pies, según el representante de la compañía aérea Tomas Winkelmann.
"Tras ascender, el avión mantuvo la altura de 13.000 metros durante un minuto, y luego comenzó a descender; los controladores aéreos no recibieron solicitud alguna respecto a esta maniobra", dijo.
Igualmente añadió que "el contacto con el radar francés y los controladores de Francia se perdió a una altura aproximada de unos 6000 pies", tras lo cual la nave se estrelló.
Anteriormente los medios de prensa franceses informaron que el avión emitió un SOS poco antes de estrellarse, cuando alcanzó una altura de 5000 pies, cerca de Barcelonnette, información que luego fue desmentida.
El Airbus A320 desapareció de los radares a las 10.41 horas en la región de Alpes de Alta Provenza y se estrelló cerca de la población de Barcelonnette.
Dos helicópteros de la Gendarmería confirmaron a la Dirección General de la Aviación Civil (DGAC) que ya localizaron el aparato cerca de Prads-Haute-Bléone, entre Digne-les-Bains y Barcelonnette.
El avión de la compañía de bajo coste de Lufthansa, que llegó a Barcelona a las 8:57 de la mañana, despegó de la T-2 del aeropuerto del Prat poco antes de las diez y tenía que llegar a Dusseldorf, en el norte de Alemania.
Este modelo de avión es uno de los más usados en vuelos de corto y medio alcance. Este aparato en concreto voló con Lufthansa (Germanwings es su compañía de bajo coste) antes de pasar a formar parte de la flota de la filial.
Según Le Monde, el avión sobrevolaba la zona a una altura muy superior a la que registran las montañas, lo que hace pensar que el aparato tuvo un problema antes del choque.
Duelo internacional
La comunidad internacional se sumó al duelo por la muerte de las 150 personas que volaban a bordo del Airbus A320 de la compañía alemana Germanwings.
El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve se ha desplazado hasta el lugar del accidente.
También tiene previsto hacerlo el presidente de la República, François Hollande, así como la canciller alemana, Angela Merkel.
Se habla incluso que el rey Felipe VI, que se encuentra de viaje de estado en Francia, viaje a la zona una informado por el presidente francés François Hollande.
Hollande expresó sus condolencias a la canciller alemana Angela Merkel en una conversación telefónica.
Merkel se mostró "profundamente consternada" por la catástrofe y prometió asistir de todos modos posibles a los familiares de las víctimas en "estos momentos difíciles".
La líder germana acordó con sus homólogos de España y Francia cooperar para la investigación de la tragedia y canceló todas las actividades planeadas para estar al tanto del desarrollo de los acontecimientos.
Además la canciller anunció que viajará el miércoles al sur de Francia, la presidenta de Renania del Norte-Westfalia, Hannelore Kraft, también lo hará.
Agregó que el ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, y el ministro de Transporte, Alexander Dobrindt, viajarán de inmediato a la zona del siniestro.
Steinmeier, a su vez, calificó de "terrible" la noticia sobre el incidente.
El presidente español, Mariano Rajoy, también impactado por el siniestro, anunció la creación de un gabinete de crisis y dijo: "Vamos a hacer todo cuanto esté en nuestras manos".
Por su parte, el rey Felipe VI suspendió su visita a Francia tras el accidente del vuelo 4U9525.
La compañía Lufthansa dijo a través de un comunicado que "nuestros pensamientos están con todos los familiares y amigos de nuestros pasajeros y la tripulación" y prometió hacer todo lo posible por proporcionar más información.
El director ejecutivo de Lufthansa, Carsten Spohr, calificó la jornada de "un día negro" para la compañía y ha remarcado que "es demasiado pronto para especular con las causas del accidente".
Tanto Lufthansa como su filial Germanwings cambiaron el logo corporativo a gris y negro en señal de duelo.
A su vez el presidente ruso, Vladímir Putin, expresó sus condolencias a Merkel y a Felipe VI, al subrayar que "Rusia comparte el dolor de los que han perdido en esta tragedia a sus familiares y amigos".
Mientras, los allegados de los viajeros del vuelo siniestrado se agolpan para pedir información en la T2 del aeropuerto de Barcelona, según informan los medios desde la ciudad.
Dieciséis estudiantes y cuatro profesores alemanes que regresaban de un intercambio escolar en la población barcelonesa de Llinars del Vallès (Barcelona) se encuentran entre las víctimas del accidente de avión que cubría la ruta Barcelona-Dusseldorf.
Germanwings en cifras recientes
El pasado viernes, la aerolínea alemana Lufthansa canceló 700 vuelos de corto y medio recorrido debido a una huelga de pilotos, lo que obligó a muchos pasajeros a volar con Germanwings, que no se vio afectada por la acción de protesta.
La cotización de las acciones de Lufthansa y de Airbus registraron caídas en la Bolsa española tras el accidente.
Germanwings es una de las aerolíneas de mayor crecimiento en España.
Lufthansa le había ido transfiriendo sus vuelos de corto y medio radio.
El año pasado, Germanwings transportó 1,9 millones de pasajeros en España, según las cifras de la española AENA, un 67,9% más que el año anterior, la mayor subida entre las 20 primeras compañías por número de pasajeros en España.
Viejo Condor

Sputnik Mundo (SIC)

Lea más en http://mundo.sputniknews.com/europa/20150324/1035683565.html#ixzz3VMgSqaNb