viernes, 26 de febrero de 2016

Rusia parece estar planeando un ataque silencioso contra la hegemonía del dólar y de los países occidentales al comprar el oro “sin mucha fanfarria, pero a gran escala”. Aunque no hay ninguna prueba, esta acción ofrecerá un seguro contra las crisis, afirma el periódico alemán Die Welt.

"Es un ataque silencioso contra la supremacía del dólar", denuncia el medio alemán, teniendo en cuenta el acelerado reabastecimiento de las reservas de oro por parte de Rusia.
La agencia destaca que "es la declaración de la independencia, proclamada en secreto".
"Por el momento Vladímir Putin, presidente de Rusia, está comprando oro ‘sin mucha fanfarria, pero a gran escala'", señala. En enero estos esfuerzos resultaron en el incremento de 20 toneladas métricas de las reservas nacionales de este recurso natural.
Ahora Rusia tiene en su disposición más de 1.300 toneladas de oro y conforme a la estadística presentada por el sitio web Statista, en febrero este número ha alcanzado un nivel de al menos de 1.400 toneladas.
"Mientras que los políticos temen el retorno de la Guerra Fría entre Moscú y Occidente, esta ya ha empezado en el ámbito financiero", subraya Die Welt.
También explica que no existe ninguna causa económica definitivas para eso, por lo tanto podría ser un ataque contra el dominio de divisas de reserva de EEUU y Europa.
"El que compra el oro, reduce la dominancia de las divisas occidentales", escribe el periódico.
Desde 2005 las reservas en oro de Rusia han aumentado casi 4 veces y en los últimos 12 meses han crecido hasta las 200 toneladas.
Ian Bremmer, el analista estadounidense en política exterior norteamericana y el presidente de Eurasia Group —una compañía de consultoría que estudia el riesgo político-, opina que el dinero a menudo es usado como un arma financiera. En el pasado, Washington presionó a Rusia a través del dólar.
Así pues, el jefe del Gobierno ruso quiere evitar tal dependencia en el futuro al usar el oro en barras para garantizar la seguridad y la economía del país.
El metal es apreciado en todo el mundo y sus depósitos no pueden ser elaborados artificialmente.
El periódico también menciona que hay un país que compra aún más oro y es China.
Sus reservas alcanzan un total de 1.600 toneladas que le otorga al país el quinto puesto en el ranking global después de EEUU, Alemania, Italia y Francia. Rusia es la sexta.
Según parece, China espera librarse de la dominancia de las divisas de reserva de Occidente.


Lea más en http://mundo.sputniknews.com/economia/20160226/1057141977/oro-rusia-dolar.html#ixzz41KX1Oi9N