sábado, 5 de septiembre de 2015

En II Foro Económico Internacional de Pekín (BIEF) se firmaron contratos por un monto total de unos 500 millones de euros, comunicaron este sábado los organizadores del evento. "El resultado preliminar es este: más de 20 contratos por más de 500 millones de euros", informó a su vez el redactor jefe de la revista "Club de negocios Moscú-Pekín", Erast Galumov, en la rueda de prensa final. Un 70 por ciento de los documentos firmados son contratos reales y el resto, cartas de intenciones, concretó. Planta de fabricación de camiones Kamaz © SPUTNIK/ VLADIMIR VYATKIN Kamaz y la china Hawtai Motor invertirán $350 millones en una empresa mixta El contrato más importante es la construcción de una fábrica de cemento en la provincia de Penza, parte central de Rusia, que se estima en 350 millones de dólares. La compañía rusa Ecoinvest, que propuso implementar este proyecto, que planea ponerla en explotación en 2018 y resarcir este dinero en 8 años y medio. La rusa Narzán concertó un contrato sobre el suministro de sus productos al mercado chino, en los pagos mutuos se usarán rublos y yuanes. La firma Demos atraerá inversiones chinas a la construcción de hogares para ancianos en el provincia de Moscú. La corporación ruso-china Lianban ha acordado construir una planta de reciclaje de residuos en Jimki, provincia de Moscú El BIEF se desarrolló del 3 al 5 de septiembre bajo el lema "Rusia-China. Dos países-una causa común" durante la visita del presidente ruso, Vladímir Putin, a China con motivo de los festejos dedicados a la Victoria de los pueblos de Rusia y China en la II Guerra Mundial. Lea más en http://mundo.sputniknews.com/economia/20150905/1041096070.html#ixzz3kqwQu6Q8








Banderas de Rusia y China

En II Foro Económico Internacional de Pekín (BIEF) se firmaron contratos por un monto total de unos 500 millones de euros, comunicaron este sábado los organizadores del evento.

"El resultado preliminar es este: más de 20 contratos por más de 500 millones de euros", informó a su vez el redactor jefe de la revista "Club de negocios Moscú-Pekín", Erast Galumov, en la rueda de prensa final.
Un 70 por ciento de los documentos firmados son contratos reales y el resto, cartas de intenciones, concretó.
El contrato más importante es la construcción de una fábrica de cemento en la provincia de Penza, parte central de Rusia, que se estima en 350 millones de dólares.
La compañía rusa Ecoinvest, que propuso implementar este proyecto, que planea ponerla en explotación en 2018 y resarcir este dinero en 8 años y medio.
La rusa Narzán concertó un contrato sobre el suministro de sus productos al mercado chino, en los pagos mutuos se usarán rublos y yuanes.
La firma Demos atraerá inversiones chinas a la construcción de hogares para ancianos en el provincia de Moscú.
La corporación ruso-china Lianban ha acordado construir una planta de reciclaje de residuos en Jimki, provincia de Moscú
El BIEF se desarrolló del 3 al 5 de septiembre bajo el lema "Rusia-China. Dos países-una causa común" durante la visita del presidente ruso, Vladímir Putin, a China con motivo de los festejos dedicados a la Victoria de los pueblos de Rusia y China en la II Guerra Mundial.


 viejo Condor
Sputnik Mundo (SIC)


Lea más en http://mundo.sputniknews.com/economia/20150905/1041096070.html#ixzz3kqwQu6Q8