jueves, 20 de agosto de 2015

Advierten que maniobras navales sino-rusas no van dirigidas contra ningún país

Maniobras conjuntas de Rusia y China

Expertos chinos han defendido que las inminentes maniobras militares conjuntas entre Pekín y Moscú no están dirigidas hacia ningún país en concreto y no alteran el statu quo regional.

"Los ejercicios navales tienen una naturaleza defensiva. Las maniobras no pretenden retar a la alianza Estados Unidos-Japón", ha asegurado Yang Cheng, profesor de Estudios Rusos en las China Normal University, en el diario Global Times.
Los ejercicios navales empezarán el próximo jueves en el Mar del Japón y contarán con seis helicópteros, cinco aviones, 21 vehículos anfibios por parte de China, y 16 barcos, dos submarinos, nueve vehículos anfibios por parte de Rusia.
Ambos países aportarán 200 soldados en la que será una de las mayores colaboraciones bilaterales durante nueve días.
Entre las maniobras se cuenta la simulación de combates contra submarinos, ejercicios de defensa aérea, aterrizajes de las tropas en la playa y misiones de rescate de barcos secuestrados.
Las maniobras, conocidas como Joint Sea 2015 II, son la continuación de las que ambos países celebraron meses atrás en el Mar Mediterráneo.
La creciente colaboración entre Pekín y Moscú ha generado críticas en Occidente, que las ve como una amenaza al orden establecido.
"Desde que empezó la crisis de Ucrania, Occidente ha dicho que China y Rusia se están acercando. Es verdad que ha habido sustanciales mejoras en cuestiones económicas, especialmente en el sector energético. Pero en materia de seguridad, la naturaleza de sus relaciones, una sociedad estratégica de colaboración, no ha cambiado", sostiene Wu Dahui, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Tsinghua, en el mismo medio.
Un editorial del ultranacionalista diario Global Times recuerda que los ejercicios conjuntos internacionales son una práctica cada vez más común y forman parte de la diplomacia militar, pero que su lectura en la zona de Asia Pacífico es más agravada.
"Especulaciones sobre quién se asocia con quién y contra quién provocan la excitación de muchos analistas", señala.
El diario también señala que la relación sinorusa es diferente a la que forman Estados Unidos y Japón.
"Pekín y Moscú no son aliados ni tienen la intención de formar una alianza en el sentido tradicional. Sus armadas son independientes, al contrario de la alianza Washington-Tokyo, que está dominada por Estados Unidos".
Viejo Condor

Sputnik Mundo (SIC)

Lea más en http://mundo.sputniknews.com/fuerzasarmadas/20150820/1040538391.html#ixzz3jN54szWE