viernes, 3 de julio de 2015

Pekín asegura que la Nueva Estrategia Militar de EEUU carece de fundamento


El portaaviones estadounidense USS George Washington se aproxima a Hong Kong, ChinaEl Ministerio de Exteriores de China expresó su descontento y desacuerdo con la nueva Estrategia Militar Nacional de EEUU que considera que China podría ser una amenaza para EEUU.
"Estamos insatisfechos y nos oponemos a varios contenidos del reporte estadounidense que exageran sin fundamento la amenaza de China", declaró el viernes la portavoz de la Cancillería, Hua Chunying, durante una reunión informativa.
El miércoles el Departamento de Defensa de EEUU publicó la nueva Estrategia Militar del país. China es una gran potencia en alza, destaca el documento, que llama a China "a convertirse en socio en aras de una mayor seguridad internacional".
Al mismo tiempo, califica de preocupantes las acciones de Pekín en el mar de la China Meridional.
"Pekín indicó en reiteradas ocasiones su posición en torno al mar de la China Meridional", dijo Chunying, que llamó a EEUU a "deshacerse de la mentalidad de la Guerra Fría y a tener un punto de vista imparcial sobre las intenciones estratégicas de China, así como a trabajar junto con Pekín" para desarrollar un respeto mutuo y relaciones sin conflictos, que "son del interés del propio EEUU".
La portavoz de Exteriores informó que China está descontenta también por el informe anual de Japón que acusa a Pekín de crear tensiones en la región.
"El desarrollo de la capacidad defensiva nacional china está justificada y no amenaza a otros países", explicó Chunying y precisó que "Japón no es un país interesado en el asunto del mar de la China Meridional".
El jueves los medios nipones de comunicación publicaron un resumen del Libro blanco de Defensa de Japón, en el cual el ente expresa su inquietud por los posibles planes de Pekín de construir nuevas pistas de aterrizaje y puertos en el mar de China.
Al comentar la situación en torno a las islas Diaoyu, indicó que Pekín "continuará pasos necesarios para proteger firmemente la soberanía sobre las islas".
Las tensiones entre ambos estados se agudizaron en septiembre de 2012, cuando el Gobierno japonés compró a un propietario privado nipón tres de las cinco islas que Pekín considera como territorio ancestral chino.
Tokio expresa su inquietud por el aumento de la presencia de Pekín en el mar de China Oriental y en la zona de las islas Senkaku (o Diaoyu, por su nombre en chino) en el contexto del enfriamiento de las relaciones bilaterales en los últimos años.
Viejo Condor

Sputnik Mundo (SIC)

Lea más en http://mundo.sputniknews.com/politica/20150703/1038950319.html#ixzz3eqZwBhBT