viernes, 26 de junio de 2015

EEUU quiere usar a Brasil para debilitar América Latina, dice experto

Dilma Rousseff, presidenta de BrasilEste fin de semana la presidenta de de Brasil, Dilma Rousseff, viajará a Estados Unidos para retomar la visita de Estado cancelada en 2013 tras el escándalo de espionaje de la NSA revelado por Edward Snowden y el periodista Glenn Greenwald, afincado en Río de Janeiro.
Asediada por la oposición del país y en medio de la peor crisis económica de los últimos 25 años, la visita de Rousseff será más necesaria que nunca para asegurar sus relaciones con su segundo socio comercial.
Sin embargo, expertos brasileños advierten de que la cálida recepción del presidente estadounidense, Barack Obama, podría ocultar otras intenciones.
En declaraciones a Sputnik Nóvosti, el profesor del Centro de Relaciones Internacionales de la Universidad Estatal de Río de Janeiro (UERJ), Williams Gonçalves, advirtió que "a pesar de que Rousseff será recibida con todos los honores, no hay duda de que el interés de Estados Unidos es un cambio de Gobierno en Brasil para 2018".
La gran diferencia "entre China y Estados Unidos en su política exterior es que, a diferencia del primero, todas las acciones diplomáticas del segundo están orientadas a evitar la unidad de los Gobiernos de América Latina", explicó Gonçalves.
Para este experto, esa posición explicaría incidentes como el de la visita senatorial a Venezuela y el ataque de la derecha brasileña a Mercosur.
"Es evidente el papel que tiene Brasil como intermediario entre Latinoamérica y el resto de países e instituciones internacionales, es un termómetro ideal para los Estados Unidos en la región y eso explica por qué en este momento tiene interés en mejorar sus relaciones con el Gobierno de Rousseff aunque ideológicamente se encuentren muy alejados", aclaró.
En su opinión, la presión del Partido de la Social Democracia de Brasil (PSDB), partido que a través del excandidato presidencial, Aécio Neves, lideró la comitiva de senadores a Venezuela, confirmaría que "en Washington es muy posible que se esté trabajando con un Brasil gobernado por la derecha a partir de 2018", de ahí los intereses en mantener las cosas "calmadas" en los últimos años de Rousseff.
Por último, el profesor recordó que en la lista de países con Gobiernos incómodos para los intereses estadounidenses están en un primer plano Venezuela, Argentina y Bolivia, y avisó de que "una relajación de Brasil en su defensa de los intereses latinoamericanos, mediante una reaproximación a EEUU, se traducirá en un debilitamiento del conjunto de estructuras y autonomías de Latinoamérica".
Viejo Condor

Sputnik Mundo (SIC)

Lea más en http://mundo.sputniknews.com/americalatina/20150626/1038728390.html#ixzz3eD3PPwJf