domingo, 10 de mayo de 2015

Presidente de Rusia, Vladímir Putin, y canciller de Alemania, Angela Merkel, en MoscúPutin y Merkel apuestan en Moscú por superar los problemas bilaterales







Presidente de Rusia, Vladímir Putin, y canciller de Alemania, Angela Merkel, en MoscúLa canciller alemana, Angela Merkel, llegó este domingo a Moscú para rendir homenaje a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial y sostener negociaciones con su homólogo ruso, Vladímir Putin.
Merkel inició su visita con una ofrenda floral en la tumba del Soldado Desconocido junto al Kremlin, ceremonia en la que estuvo acompañada por Putin y varios representantes de ambos países.
Diferencias ruso-alemanas
El líder ruso señaló que actualmente en las relaciones entre Moscú y Berlín existen varios problemas.
"Cuanto antes estos problemas dejen de perjudicar nuestras relaciones, mejor. Vamos a esforzarnos para ello", dijo Putin.
Explicó que las relaciones entre Moscú y Berlín no pasan por su mejor momento debido a las divergencias en la valoración de los acontecimientos en Ucrania.
"No es ningún secreto que las relaciones ruso-germanas hoy no ataviasen su mejor momento debido a las distintas valoraciones de los sucesos en Ucrania", dijo Putin.
Agregó que en 2014 el intercambio comercial entre Rusia y Alemania se redujo en 6,5% por primera vez en cinco años.
"Esta situación no corresponde a los intereses ni de Rusia, ni de Alemania", afirmó.
Por su parte, Merkel subrayó la necesidad de cooperar también en "situaciones complicadas como la actual".
"Tenemos que trabajar y cooperar también en situaciones complicadas, como la actual y tratar de hallar soluciones diplomáticas (a los problemas)", señaló.
Ucrania, uno de los temas de discusión
En la conferencia de prensa posterior a la reunión con Putin, Merkel denunció que la tregua acordada en Minsk se incumple en Donbás.
"La tregua no se ha hecho efectiva hasta hoy día", dijo Merkel en Moscú.
Agregó que se trata de un "complejo proceso".
"Confiábamos en que se alcanzaría un armisticio, pero no fue así, puesto que los combates en Debáltsevo continuaron (…) y luego los separatistas tomaron esta localidad", dijo Merkel.
Indicó que los informes de la OSCE explican muy bien "por qué la tregua no se cumple".
"No podemos sostener que una de las partes la observa al 100% y la otra, no", reconoció al tiempo de indicar que los milicianos cometen muchas infracciones del armisticio.
Merkel pidió al presidente ruso utilizar su influencia para hacer que las milicias de Donbás cumplan la tregua.
La canciller también abogó por la llegada de la ayuda humanitaria de Kiev a Donbás.
En este sentido, exhortó a los dirigentes de las repúblicas de Donbás permitir la entrada de los convoyes que envían las autoridades ucranianas.
Por su parte, el presidente ruso destacó que a pesar de los problemas existentes en el este de Ucrania los acuerdos alcanzados durante las negociaciones en Minsk han permitido avanzar en el proceso de paz en la región.
"Después del 12 de febrero en el este de Ucrania, a pesar de los problemas existentes, la situación es más tranquila", dijo el presidente ruso.
Putin también instó a Kiev a levantar "el bloqueo económico" impuesto a Donbás y abogó por el diálogo directo entre representantes del Gobierno ucraniano y las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk.
Similitud de posturas sobre II Guerra Mundial
Ambos líderes coincidieron en la valoración de los acontecimientos de la Gran Guerra Patria (1941-1945).
"Coincidimos en la valoración de aquellos acontecimientos y de las lecciones históricas que se sacaron", dijo Putin al tiempo de agradecer a Merkel por su llegada a Moscú para honrar a los caídos en la II Guerra Mundial.
Merkel, por su parte, dijo que se inclina ante los millones de víctimas soviéticas que cayeron en la lucha contra el nazismo.
"Estoy muy contenta de haber venido a Moscú con motivo del 70 aniversario del fin de la II Guerra Mundial para honrar la memoria de esas víctimas inocentes, honrar la memoria de las gentes de la Unión Soviética", respondió la canciller germana a Putin.
El líder ruso destacó que Rusia "no luchó contra Alemania, sino contra la Alemania nazi".
"Con Alemania, que se convirtió en la primera víctima del régimen nazi, nunca combatimos", afirmó.
Boicot al Desfile de la Victoria
Al comentar el rechazo de la mayoría de líderes occidentales de acudir al Desfile de la Victoria en Moscú, Putin dijo que "es su decisión".
"En cuanto a los líderes de otros países, entre ellos de países de la coalición antihitleriana, esa es su elección, su decisión", indicó.
Sin embargo, "las cuestiones de la coyuntura política deben tener menor importancia que las cosas de carácter fundamental, relacionadas con el apoyo a la paz mundial y lo inadmisible de una catástrofe como la II Guerra Mundial", subrayó.
Putin dijo que en la recepción ofrecida con motivo del Día de la Victoria, se entrevistó con veteranos de la II Guerra Mundial que llegaron de EEUU, Reino Unido, Polonia y otros países.
"Al fin y al cabo, ellos son los protagonistas de estas celebraciones y me alegro mucho de que estuvieran con nosotros (este día)", indicó el mandatario ruso.
Viejo Condor
Sputnik Mundo (SIC)

Lea más en http://mundo.sputniknews.com/politica/20150510/1037244725.html#ixzz3Zn0b1Y3o