miércoles, 10 de febrero de 2016

Las yazidíes que fueron utilizadas por los terroristas como esclavas sexuales y que tienen entre 17 y 37 años de edad, decidieron retomar Mosul, informa la cadena Fox News.

Cerca de 2 mil mujeres yazidíes, las cuales representan a una de las comunidades confesionales de origen kurdo, fueron capturadas por Daesh durante el ataque contra una de las montañas de Sinyar en agosto de 2014. Lograron escapar y tomar las armas para vengarse de sus opresores. La mayoría de las que decidieron huir, fueron cautivadas en Mosul —ciudad en el norte de Irak, uno de los bastiones de Daesh-, donde hasta ahora se mantienen otras rehenes.
Para eso, el cuerpo de mujeres armadas —que por el momento cuenta con al menos 100 integrantes- se unió con los grupos paramilitares kurdos llamados Peshmerga. Estas yazidíes recibieron capacitación y ya participan en los enfrentamientos. Otras 500 se preparan para recibir formación.
Antes de la incursión de Daesh, había aproximadamente 650 mil yazidíes. Las acciones del Estado Islámico para el exterminio de los que no son musulmanes, llevaron a la masacre de miles de yazidíes —monoteístas- y al menos 200 mil fueron forzados a migrar. Las mujeres capturadas debían convertirse al islam y casarse. Las mismas fueron violadas y vendidas.
El Estado Islámico (Daesh en árabe, proscrito en Rusia y otros países) es un grupo terrorista insurgente que tomó el control de partes de Siria e Irak, proclamando un califato en los territorios ocupados. Además de los ejércitos nacionales, contra Daesh luchan dos coaliciones, la liderada por EEUU y la liderada por las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia.


Lea más en http://mundo.sputniknews.com/orientemedio/20160211/1056634483/exesclavas-sexuales-de-yihadistas-intentan-recuperar-mosul.html#ixzz3znxCvcNU