lunes, 18 de enero de 2016

El decreto del presidente ruso Vladímir Putin sobre las medidas económicas especiales contra Turquía demuestra que las relaciones ruso-turcas han pasado el punto de no retorno, declaró el primer vicepresidente del Comité de Defensa y Seguridad del Senado ruso, Frants Klintsévich.

"Tras la tragedia (con el Su-24) mantuvimos la puerta abierta durante cuatro días sin recibir siquiera alguna explicación comprensible. Me temo que ya se haya pasado el punto de no retorno", dijo a RIA Novosti.
Anteriormente, el Kremlin anunció que Putin firmó un decreto que, en particular, prohíbe vuelos chárter entre los dos países, prohíbe a personas jurídicas rusas contratar nacionales de Turquía a partir del 1 de enero de 2016 y ordena prohibir o restringir las actividades de organizaciones bajo jurisdicción turca en Rusia y restringir la importación de ciertos artículos turcos.
Según Klintsévich, el decreto de Putin es una respuesta a las "lamentaciones expresadas por el presidente de Turquía (Recep Tayyip Erdogan) en relación con el avión ruso Su-24" derribado el martes por cazas turcos sobre Siria, junto a la frontera del país otomano.


Lea más en http://mundo.sputniknews.com/europa/20151129/1054210368/rusia-turquia-crisis-relaciones.html#ixzz3sv4vjVAl