viernes, 13 de noviembre de 2015

Putin gana la guerra mediática: Rusia juega al ajedrez y EEUU, a las damas

Vladímir Putin, presidente de Rusia

Cuando en 2013, el líder ruso, Vladímir Putin, presionó a EEUU para que desistiera de una operación contra el régimen sirio y cuando, al año siguiente, Crimea se reunificó con Rusia sin resistencia de Occidente, era evidente que en el mundo de los medios de comunicación y las relaciones públicas el líder de Rusia no tenía rival, escribe Observer.

Según el autor del artículo, Ronn Torossian, cuando escribió por primera vez estas "máximas", muchos esperaban que no estuviera en lo cierto.
"Sin embargo, como vemos, por los acontecimientos que se desarrollan a nuestro alrededor, se hace evidente que Washington está mal preparado para enfrentarse a la antigua URSS. Este genio maquiavélico está jugando al ajedrez mientras EEUU juega a las damas", afirma Torossian.
El periodista se refiere al reciente escándalo en torno a la cadena rusa RT en EEUU, cuando David Kramer, miembro del Instituto del senador John McCain para el Liderazgo Internacional, llamó a una "ofensiva" contra "la máquina propagandística de Putin".
Kramer, en particular, sugirió la congelación de activos de RT, omitiendo algo muy importante y que consiste en que RT no es propiedad del Estado ruso.
Además, Kramer confundió a RT con la agencia Rossiya Segondya, que son dos instituciones distintas.
"Sr. Kramer busca silenciar a su crítico creando enemistad mediante el uso de prejuicios y la ignorancia. No se molestó en comprobar los hechos antes de abrir boca. Mientras, los datos en esa guerra de palabras son importantes, especialmente con un rival ruso muy inteligente", sostiene el autor del artículo en Observer.
La directora de RT, Margarita Simonyan, salió al paso de las declaraciones de Kramer con un artículo ingenioso, recuerda.
"Teniendo en cuenta que RT no es propiedad del Estado ruso, esto (su arresto) sería absolutamente ilegal… Pero, ¿por qué molestarse por los hechos o la legalidad? Cuando el objetivo es silenciar RT y castigar a Rusia, todo vale", escribió Simonyan.
Agregó que "irónicamente, los llamamientos a restringir RT a menudo provienen de las mismas personas y organizaciones que exaltan las virtudes de la diversidad y de la democracia. Ahora, ellos quieren silenciar una voz disidente".
Que el brazo de la propaganda rusa y portavoz del Gobierno esté dando lecciones a estadounidenses en inglés sobre la Primera Enmienda a la Constitución y los derechos garantizados es muy audaz para un gobierno a menudo acusado de brutalidad, intención de encarcelar a sus enemigos y medidas antidemocráticas. Eso solo demuestra lo brillante que es Rusia en el manejo de las relaciones públicas.
La máquina de relaciones públicas de Putin, continúa Torossian, supera a la estadounidense en todo, ejerciendo influencia sobre los medios estadounidenses y los ciudadanos de a pie.
Los medios financiados por el Kremlin llevan el punto de vista ruso a los acontecimientos a EEUU, a través de internet y vallas publicitarias en Manhattan, influyendo sobre la valoración de la política estadounidense en Irak, Siria y Ucrania.
"¿Quién no ha visto las imágenes de un Putin a caballo con el torso desnudo? De repente, es un meme, un hombre fuerte al cual Obama – inclinándose ante el rey Abdalá de Arabia Saudí, andando en bicicleta en los jeans de mamá, y viajando por el mundo pidiendo disculpas por las acciones de los Estados Unidos, parece poco inteligente y débil", escribe Torossian, director ejecutivo de la agencia de relaciones públicas 5WPR.
Putin, según el experto, domina muy bien el arte de las relaciones públicas.
"En septiembre de 2013, con la ayuda de una empresa de relaciones públicas de América, publicó en New York Times un artículo de opinión en el que instó al pueblo estadounidense a oponerse a la iniciativa de Estados Unidos de iniciar ataques en Siria", recuerda.
Este artículo fue publicado tan solo un día después del discurso del presidente Obama pidiendo una pausa diplomática antes de seguir adelante con cualquier acción militar contra el régimen de Asad.
Putin se presentó a sí mismo como defensor de Siria y de la democracia, y Asad permaneció en el poder, a pesar de la advertencia de Obama para que no se cruce la "línea roja", prosigue el artículo.
Después de las declaraciones del Estado Islámico sobre el derribo del avión ruso A321 con un saldo de 224 muertos, Putin no se quedará de brazos cruzados, opina Torossian.
Rusia actuará, continúa. Y actuará sin consensuar sus planes en negociaciones multinacionales. Luego el presidente ruso explicará el peligro que representaba el EI para el mundo libre. La victoria sobre el grupo será otro triunfo de Putin en la arena mundial.
Mientras Obama renuncia a la idea de excepcionalidad de EEUU, Putin no tiene dudas acerca de los ideales de Rusia.
El autor del artículo recuerda que el líder ruso calificó la caída de la URSS como "la mayor catástrofe geopolítica del siglo XX" y se comprometió a hacer todo lo posible para recuperar el liderazgo ruso en el escenario mundial.
La innegable verdad, continúa, consiste en que Putin supo manejar los medios de comunicación y por tercera vez consecutiva se alzó como el hombre más poderoso del mundo, según la revista Forbes.
"Mientras el presidente Obama sacude su sable, Rusia envía tanques y aviones de guerra", subraya Torossian.
Según él, "el emperador de América no tiene ropa, mientras el Sr. Putin galopa sin camisa".
"Esperemos que el próximo presidente de EEUU tenga mejor comprensión de las reglas de relaciones públicas", concluye Torossian.
Viejo Condor

Sputnik Mundo (SIC)

Lea más en http://mundo.sputniknews.com/rusia/20151113/1053600955/putin-guerra-mediatica.html#ixzz3rQL8MQMH