miércoles, 5 de agosto de 2015

Rusia ha incorporado a su Marina de Guerra un moderno buque cuyo cometido será abrir brechas en la defensa antimisiles de EEUU en caso de guerra, escribe el tabloide alemán Bild.

El buque, llamado Yuri Ivanov y especializado en labores de inteligencia, ha sido entregado a la Armada simultáneamente con la publicación de la nueva doctrina naval de Rusia.
Según comenta el diario, el Yuri Ivanov se encargará de vigilar los buques estadounidenses que forman parte del escudo antimisil de EEUU.
Las brechas descubiertas en este escudo serían aprovechadas por otros navíos de la Armada rusa que apuntarían sus misiles nucleares contra estos buques.
El Yuri Ivanov mide 95 metros de eslora, tiene un desplazamiento de 4.000 toneladas y su autonomía de navegación alcanza las 8.000 millas náuticas; la tripulación consta de 120 hombres.
Rusia está construyendo una segunda nave de esta clase y planea tener cuatro de estos navíos para 2020.
En cuanto a la nueva doctrina naval de Rusia, señala Bild, es una respuesta a la expansión de la OTAN hacia las fronteras del país eslavo.


Lea más en http://mundo.sputniknews.com/seguridad/20150804/1039976521.html#ixzz3huA3R5tU