lunes, 19 de enero de 2015

Brasil supera su capacidad de producción de electricidad y los apagones generan el caos

Central Nuclear de Angra dos ReisEl consumo de electricidad en Brasil superó en la tarde de este lunes su capacidad máxima de producción obligando al Operador Nacional del Sistema Eléctrico (ONS) a ejecutar un corte de luz 3.000 MW en siete estados del Sur, Centro y Sudeste del país equivalente al 8% del consumo total.
En concreto, los estados afectados por el corte del suministro, que provocó apagones repentinos en varias ciudades, fueron: São Paulo, Río de Janeiro, Espírito Santo, Minas Gerais, Paraná, Río Grande do Sul, Goiás y el Distrito Federal.
El caso de mayor gravedad se registró en Río de Janeiro donde la oscilación eléctrica, que se produjo al sobrepasar el límite teórico del suministro eléctrico, accionó el dispositivo de seguridad que apagó el reactor nuclear de la central de Angra dos Reis, por lo que a las 18:30 (horario de Brasilia) el reactor continúa parado y a la espera de que los técnicos de la compañía Eletrobras Eletronuclear reactiven el sistema.
En São Paulo, en medio del día más caluroso de 2015 con 36,5 grados las estaciones de Metro de República y Luz, ambas en la Línea 4 — Amarilla, quedaron sin servicio de manera repentina provocando escenas de pánico con personas caminando por las vías para poder salir de los trenes que quedaron a medio camino e incluso personas que tuvieron que ser atendidas por el intenso calor en el interior del recinto.
La falta de lluvias en la región Sudeste, principal productor eléctrico del país, ha colocado en las últimas semanas en una difícil situación al sistema eléctrico brasileño, las reservas hídricas en São Paulo y Río de Janeiro apenas alcanzan el 19% de su total cuando, en teoría, el sistema requiere un mínimo del 40% para responder a la demanda de electricidad.
Precisamente, Brasil ultima la construcción de la tercera mayor hidroeléctrica del mundo, Belo Monte, en el estado norteño de Pará que tendrá una capacidad estimada de producción de 11.000MW, un proyecto de 3.000 millones de dólares envuelto en infinidad de polémicas entre las cuales destaca la destrucción de las tierras indígenas cercanas al Río Xingú.
Por el momento, el Ministerio de Minas y Energía de Brasil, que ocupó la presidenta Dilma Rousseff durante el primer mandato del expresidente Lula da Silva entre 2003 y 2005, no se ha pronunciado al respecto de los apagones y el corte forzado de electricidad.
Viejo CondorSputnik Mundo (SIC)C)